17/8/13

Ese momento en el que crear una línea de ropa cristiana te parece una buena idea

Hoy hablo de lo que en la Iglesia todavía no se han fijado porque están muy liados con un papa argentino que ha venido a cambiarlo todo y nada a la vez pero que ya se darán cuenta y lo tendremos en portada de los diarios (al menos, en la del ABC seguro): estamos viviendo la reconversión 2.0.

Los pecados se han quedado antiguos porque, a ver: lujuria, gula, avaricia, pereza, ira, envidia, y soberbia... Está muy bien como lista pero es que en 2013 todo esto lo puedes incluir en el linkedin como valores positivos y ganar por lo menos 40 contactos (porque el juego va de eso, ¿no?)

Hay que reinventar los pecados y, mira, no está bien que yo lo diga, que he vivido de ellas durante años, pero si tienen que ser los 'ángeles' de Victoria's Secret los que se den cuenta, pues oyes, mejor.

Todo esto viene a cuento de esta mujer:
Por un momento, yo también he pensado que Malena Costa por fin era capaz de gestualizar sobre la pasarela. Pero no. Su nombre es Kylie Bisutti y ha decidido que, mejor que ser un 'ángel' de Victoria's Secret podía aspirar a más, y ser uno del mismísimo Dios. Me encanta la gente con sus ambiciones locas.

El caso es que, un día, Kylie se despertó, y en lugar de ponerse su albornoz rosa para desayunar cerezas poniendo morritos frente a la cámara, decidió que no le gustaba su trabajo (supongo que todas nos cansamos de estar buenas) y que estaba harta de haberse convertido, según sus palabras, "en un expositor de carne". 

"Pero Kylie, so loca, ¿acaso crees que todo lo que hace VS es para despertar la lujuria (toma pecado) entre los hombres y no que las mujeres compren su lencería porque tiene buen patronaje y mejores estampados?"

El caso es que dio un giro a su vida, se volvió una mujer cristiana y, simplemente por eso, se volvió famosa. De ahí la reconversión 2.0.

Pero claro, de leer la Biblia no se come y Kylie ya no tiene por qué hacer la dieta de Adriana Lima por lo que ha decidido hacer caso a esos doscientos tuits que animan a la gente a hacerse emprendedora y ha pensado en convertirse en la Amancio Ortega religiosa y el resultado es... Peculiar. Desde YA, God Isnpired Fashion debería ser nuestro nuevo sitio de peregrinación.

Como lo veis, si aún no os arden los ojos: la muchacha ha "diseñado" una colección que haría las delicias de Paris Hilton, mujer chandalera por excelencia, pero dándole un "toquecillo" cristiano. Las reliquias de 2013 también se reinventan.

La verdad, y viendo las imágenes, desearía que realmente fuese un 'fake' y todo estuviese sobreimpresionado, como parece, con el Paint, porque me da a mí que la pobre Kylie va a tener que buscarse las habichuelas con otro negocio... A no ser, claro, que ya tenga bendición divina: