10/8/14

Obeso and co: la marca que se ríe del postureo

A la moda le encanta (fingir) reírse de sí misma. Hace algunos años, Henry Holland se convirtió en la sensación de la moda británica cuando comenzó a diseñar camisetas que se mofaban de la adoración que algunos le profesaban a ciertos diseñadores. Sus mensajes, como "Cum me again Christopher Kane" o "Cause me pain Hedi Slimane", ocuparon las portadas de revistas especializadas.

Desde hace un par de años, la tendencia pasa por hacer juegos de palabras con las firmas de lujo y reformular sus logotipos. De Hermés a Homies y de Comme des Garçons a Comme des Fuckdown, no queda una modelo o una celebridad que no se haya puesto alguna de estas prendas irónicas. Hasta Zara y H&M, a las que normalmente se les acusa de replicar las prendas de las marcas famosas, tienen en sus tiendas logos subvertidos y marcas hackeadas. Algo así como la copia de la copia o el clon de una falsificación. Rizando el rizo.

Mensaje con denuncia

Pero una cosa es convertir a Céline en Féline y otra muy distinta cambiar Bimba y Lola por Bimba y Lorza y Chanel por Bechamel. Las camisetas y sudaderas de la marca murciana Obeso and co., siguen jugando con lo cómico pero, esta vez sí, tienen algo de denuncia.

"Hay varios vicios de la industria que criticamos y censuramos", afirman Sebas, Antonio y José, los tres creadores de Obeso and co. Y citan, por ejemplo, las perlas que ha ido soltando el dueño de Abercrombie & Fitch (del "no hago ropa para gordas" al "prefiero quemar los excedentes antes que donarlos"), la lucha por la delgadez inspirada por las modelos o , según cuentan, "descubrir que existe un mercado negro en Amazon en el que la gente compra tickets de marcas famosas para fotografiarlos".

Ninguno de los tres tiene una formación relacionada con la moda: Sebas es chef, José es ingeniero de caminos y Antonio se dedica al marketing online y el diseño web. Aseguran no tener ni idea del mundo de la moda: "Nos gusta la ropa pero no sabríamos nombrar a cuatro diseñadores", confiesan.


Postureo exclusivo

Cuando se les pregunta si admiran a Brian Lichtenberg o Jeremy Scott, famosos por falsificar firmas conocidas, responden: "No sabemos quiénes son esos dos, de verdad. Aunque ahora, al buscarlo en Internet, sí nos suena la colección". Sin embargo, consideran que tienen poco que ver con ellos porque abusan de lo que a ellos les gusta llamar "postureo exclusividad".

"No sabemos qué mensaje quieren dar con sus falsificaciones, pero desde luego cualquier mensaje de crítica que quieran transmitir se desvirtúa en el momento que los precios oscilan entre  los 98 y los 128 dólares", afirman. "Nosotros entendemos que la ropa, a partir de cierto precio, es postureo exclusividad. Por eso nuestros precios son consecuentes".

Sus prendas no superan los 30 euros y están disponibles en todas las tallas, de la S a la XXL. Además, intentan luchar contra la locura del tallaje que impera en las tiendas de gran distribución "En Obeso and co. es muy difícil que lleves una talla XL, ya que nuestros tallajes son algo más grandes de lo habitual. No entendemos cómo una persona de figura normal debe ser catalogada por una prenda como Extra Grande, es un vicio que hemos adquirido que no tiene sentido. En todo caso, son las modelos las que deberían llevar la talla Extra Extra Pequeña", afirman.

Su marca es para todos los públicos, "aunque entendemos que impactamos mejor en gente que es parecida a nosotros: joven, friqui y con cierto interés con la cultura basura". Sin embargo, la sorpresa (y la ironía) llegó cuando precisamente dos modelos, Mar Flores y Nieves Álvarez, se dejaron fotografiar públicamente con su ropa.

No pretenden acabar vistiendo a celebridades y adictas a la moda (como ha ocurrido con otras marcas similares), aunque todo tipo de consumidor es bienvenido. Por eso, si tienen que nombrar al personaje al que les gustaría ver con uno de sus diseños, no citan a it girls, actrices o blogueras, sino a una figura nacida en las redes sociales: "Admiramos profundamente a Lory Money, y consideramos que su línea de ropa Horiginal es una de las más infravaloradas". Para los despistados, Lory Money era una vendedor de top manta que se convirtió en una estrella de Internet gracias a sus videoclips de rap surrealista.


Ni Kate Moss, ni Cara Delevingne, los diseñadores de Obeso and co quieren ser coherentes con los valores de su marca: denuncia al postureo, crítica a la tiranía de la moda y mucha, muchísima cultura viral.





Obeso and co. es la anti marca de moda. Es vomitar en la pasarela cibeles, en la talla 38 y en las modelos anoréxicas. Obeso and co. es Amancio Ortega tributando en Irlanda, la bloguera que sólo tuitea cuando le pagan, la dependienta estirada que te mira con arrogancia. Obeso and co. es un gran ***** al postureo en la industria de la moda.