20/6/14

¡Que sean un par de Louboutin acompañador por sus piernas, por favor!

Que la provocación vende es un hecho tan verídico como que la vecina de enfrente pone la música a todo volumen justamente cuando tú te dispones a echar la siesta, y no hay más. Son muchas las marcas a lo largo y ancho del planeta que se han sumado al carro del escándalo, la publicidad se viraliza y el eco llega hasta lugares insospechados, una estrategia bastante económica en términos de alcance en la que ha confiado Christian Louboutin para su última campaña.

A estas alturas a nadie le sorprende ver un maniquí con vello púbico, o incluso reproducir un spot en el que una mujer decide pinchar un preservativo con la idea de quedarse embarazada, entre otras muchas muestras de provocación invasiva a las que nos vemos expuestos día a día (recordemos si no cualquier anuncio de fragancias).
Sin embargo, no todo hostigamiento sigue la misma línea, y si no que se lo digan al maestro de la suela roja, quién ha decidido presentar sus diseños para el próximo Otoño-Invierno 2014/2015 a través de un calendario con piernas amputadas impecablemente presentadas dentro de lujosas cajas. Estamos ante uno de los mayores ejemplos del mal gusto?


No obstante, y de la misma manera que ocurrió con Desigual o American Apparel, Twitter ha logrado que la publicidad de esta campaña se multiplique, cosa que no hubiera sido así de no aportar esta pizca de incitación y macabrismo.
Entonces.. en publicidad y en moda todo vale?