30/9/14

Zapatos que toda mujer debe tener

 Así como hay prendas básicas en nuestro armario: una camisa blanca, vaqueros o un vestido negro recto, existen algunos modelos de zapatos, los "zapatos comodín", capaces de suplir nuestras necesidades diariamente, adaptándose a eventos formales o informales.

Escarpín negro (Stiletto)
(Dior, Zalando, Sarenza)
El básico de los básicos entre nuestros zapatos; puede ser usado tanto en un ambiente más profesional, como para componer looks femeninos e incluso sensuales. Estaremos perfectas tanto en la oficina como de fiesta con los amigos. Los tacones pueden variar entre 8-10 centímetros.

Manoletinas
(Zara)
Los modelos más elegantes son ideales para cuando queremos vestirnos bien, sin olvidarnos de la comodidad. Imprescindibles los colores neutros, como negro, nude o los bicolores.

Zapatillas
(Nike)
 Imprescindibles para los momentos de relajación. Ideal un modelo moderno y que ayude a enriquecer nuestro estilo, aconsejo las zapatillas coloridas, con brillos, diseños o tachuelas. Para las adepas de la práctica de deportes, la clave es elegir un modelo con un bueno sistema amortiguador.

Bota estilo montar
(Giuseppe Zanotti)
 Botas sin tacones, de caña alta y lisas. Los mejores colores son el negro y marrón. Además de proteger y calentar nuestros pies, son perfectas para las más diferentes composiciones, como pantalones skinny, leggings, shorts, vestidos, faldas y son los mejores amigos de las medias.

Sandalia plataforma
(Barivip, Zara, Coolway, Castañer)
 Estos modelos con suela de materiales naturales y delicados son siempre tendencia. Son perfectas para un look casual diurno, quedan bien con faldas evasé y vestidos, al igual que con jeans o pantalones de tela.

Sandalia metalizada
(Topshop, Zara, Zara, Zara, Zara, Michael Kors)
Tener un par de zapatos metalizados, de tonalidad dorada o plata, es interesante para una fiesta de última hora. Ellas dejan cualquier ropa llena de glamour y ofrecen cierta frescura y osadía a los looks más informales.

Sandalia baja
(Zara)
Deben ser usadas en los días más calientes. Son geniales porque no son tan informales como las chanclas, pero ofrecen la misma comodidad que las zapatillas o manoletinas. Son aliadas de las faldas y vestidos largos, aunque también para los shorts y jeans.